http://googleping.com Google+

lunes, 15 de octubre de 2018

"HA NACIDO UNA ESTRELLA (2008)": Crítica de cine en pocas palabras



Nos encontramos nada menos que ante la cuarta versión de esta historia llevada al cine por primera vez en 1937 y cuya película más popular quizás sea la del año 1976 protagonizada por Barbra Streisand y Kris Kristofferson. Aunque la del año 54 con Judy Garland y James Manson también es muy conocida y apreciada.

Evidentemente, con estos precedentes, el listón estaba bastante alto y había muchas expectativas depositadas en esta nueva visión de la historia, interpretada por Lady Gaga y Bradley Cooper, quien también dirige y co-escribe el guión. Y, como suele ser habitual cuando la expectativas son altas, es muy difícil que la película cumpla con lo esperado.

La verdad es que la cinta está disfrutando de un relativo éxito comercial y de crítica, sin embargo personalmente no me ha convencido del todo y creo que hay muchas cosas que no funcionan a pesar de las buenas interpretaciones de los protagonistas.

Para empezar, considero que cuenta con una duración excesiva, totalmente innecesaria e injustificada para la historia que está contando, una historia llena de tópicos y lugares comunes que pocas novedades aporta para que la trama resulte interesante. Las manidas críticas a la industria de la música y esa visión tan generalizada del músico devorado por las drogas y el alcohol son temas que se han repetido hasta la saciedad. Además, aunque en líneas generales cuenta con un buen trabajo de fotografía y montaje, Cooper hace un uso excesivo de la cámara al hombro que, en ocasiones, resulta molesto.

En cuanto al apartado musical, la cinta cuenta con algunos temas realmente buenos y pegadizos (raro sería que el tema Shallow no ganara este año el Oscar a la Mejor Canción Original. La nominación la doy por garantizada) pero son pocos ya que a medida que la protagonista se ve absorbida por el mercado y la transformación de su música en pos de su comercialización, la calidad de esta cae en picado, además de cambiar radicalmente de estilo, pasando del rock suave con tintes country a la música tecno prefabricada y sin personalidad. En esto es fácil sentirse identificados con Jack, el personaje de Cooper, que cae en el desencanto al ver como su pupila se vende a la industria y abandona poco a poco su identidad como autora.

Por último, en cuanto a las interpretaciones, aunque me han gustado mucho, he tenido la sensación permanente de estar viendo a Lady Gaga y no a Ally. Y no es que ella lo haga mal, todo lo contrario, de hecho no me extrañaría una nominación a Mejor Actriz para ella, pero no he conseguido despegarme de su faceta como estrella de la música. Aunque tal vez haya sido problema mío. No sé.

En fin, un film que no pasará a la historia y que, aunque es disfrutable y una buena actualización de la trama a los nuevos tiempos, no me ha parecido una película inolvidable.


Lo mejor: Las interpretaciones. Algunos de los temas musicales. La química entre los protagonistas.

Lo peor: Su larga duración. La cámara en mano. Su escasa originalidad. El detalle del local de drags es un guiño a los fans de Gaga, pero no acaba de encajar bien en la película. Los subtitulos en la versión española son un auténtico desastre. Ya no es que varíen un montón de lo que realmente están cantando, sino que además unas canciones están subtituladas, otras no, otras a medias...

Nota: 6/10

La frase: "La música son ocho notas dentro de una octava. Eso es todo."


 
Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt1517451/

jueves, 11 de octubre de 2018

"ALIEN VS. PREDATOR 2: REQUIEM": Crítica de cine en pocas palabras



Siempre he sido defensor de Alien Vs. Predator porque, como expliqué en su crítica, creo que es una propuesta bastante interesante y solvente que consigue de manera bastante acertada y coherente fusionar tres universos diferentes: el de los Alien, el de los Depredadores y el humano, independientemente de que esté mejor o peor desarrollada.

Sin embargo, esta secuela es harina de otro costal y no hay por dónde cogerla. Realmente tiene muy poco que se aproveche y lo único que aprecio de ella es que, por fin, veamos a los xenomorfos desenvolverse a pierna suelta en nuestro planeta. Eso y la idea de los híbridos, que es interesante aunque esté poco aprovechada y que el film nos niegue en todo momento la posibilidad de verlos claramente y ante una buena luz. 
Todo transcurre en la oscuridad y entre sombras. Las secuencias de acción son, a menudo, simples borrones que se mueven por los escenarios haciendo mucho ruido e intentado sobresaltar al espectador. Escenarios que, por cierto, en un derroche de imaginación, han intentado que recuerden lo máximo posible a los ambientes originales de cada film (por ejemplo, las estrechas, largas, oscuras y húmedas alcantarillas que, a poco que nos esforcemos, harán que sintamos que hemos vuelto a la Nostromo.)

Además, a pesar de ser una cinta de ciencia ficción y terror con toques de acción, que es lo que predomina en ambas sagas, Alien Vs. Predator 2 es, durante gran parte de su metraje un slasher teen en toda regla que cumple religiosamente con todos los cánones del género (jovenes con pocas luces, sangre y visceras, decisiones y situaciones absurdas, el héroe a la fuerza, tontadas pseudo-adolescentes...)

En fin, una cinta completamente prescindible que solo deberían ver aquellos que sientan un apego nulo por las sagas originales o los que estén dispuestos a sacrificarse por "completacionismo".

Lo mejor: Un par de ideas aisladas. Que, a pesar de su final abierto, nadie se haya atrevido a rodar una tercera entrega.

Lo peor: Prácticamente todo. El guión en sí mismo no hay por dónde cogerlo y su ejecución en pantalla le hace justicia sin duda.

Nota: 2/10

La frase: "¿Lo ves? No hay ningún monstruo"



Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt0758730


miércoles, 19 de septiembre de 2018

"ALIEN VS. PREDATOR": Crítica de cine en pocas palabras



Siempre he considerado la duología Alien Vs. Predator más como parte de la saga Depredador que como parte de la saga Alien, sobre todo porque el papel de los aliens se limita a ejercer de animales para ser cazados y no se aporta nada nuevo a su historia o mitología partícular más allá de que la corporación Weylan Enterprises esté envuelta en los acontecimientos de está película y que el mismísimo Charles Weyland, interpretado por Lance Henriksen  (el  mismo actor que interpretó al androide Bishop en la saga de los Xenomorfos y junto a Bill Paxton, los únicos actores en haber sido asesinados por un Depredador, un alien y un Terminator) aparezca en ella. Como curiosidad, son las únicas películas en las que los aliens se sitúan en nuestro planeta.

En cambio si que hace aportaciones importantes a la mitología de la raza depredadora y la enlaza con la propia mitología humana en una trama que, aunque es evidententemente fantasiosa, tiene coherencia con la historia de las tres razas, lo que le da un tremendo valor a esta película que ha estado históricamente infravalorada.

La idea de unir a ambas razas en un mismo entorno nace en los cómics de Dark Horse en 1989 y posteriormente fue adaptada al mundo de los videojuegos en 1994 antes de que Paul W. S. Anderson escribiera y dirigiera esta primera adaptación al cine, tras comprobar el año anterior el gran éxito comercial que había tenido el otro gran crossover del cine de principios del 2000: Freddy contra Jason.

La cinta es tremendamente entretenida y un auténtico festival de efectos especiales con una ambientación bastante cuidada e interesante y en la que lo de menos son los actores y personajes humanos. Lo realmente divertido es ver cómo se dan estopa las dos razas alienigenas y descubrir cosas nuevas sobre los Depredadores.

Lo mejor: Ver a dos de las razas alienígenas más famosas del universo enfrentadas por fin. La trama es interesante. Todo el tinglado que tienen montado los Depredadores para sus fines partículares. Aporta cosas interesantes a la mitología de los Depredadores.

Lo peor: El guión es flojito. Los humanos se limitan a servir la introducción a la historia para pasar a ser carnaza después, dando lugar a situaciones bastante absurdas. No se ha sacado toda la chicha posible en los enfrentamientos directos.

Nota: 6/10

La frase: "Gane quien gane, nosotros perdemos" (No se cita en la película pero era la frase promocional y siempre me ha gustado mucho)



sábado, 15 de septiembre de 2018

"PREDATOR": Crítica de cine en pocas palabras



Por definición, las películas de ciencia ficción exigen por parte del espectador cierta complicidad y predisposición a aceptar como posibles cosas que en otras circunstancias no aceptarían. Si además se trata de una película de ciencia ficción "con bichos" pues la cosa se convierte casi en un salto de fe.
Y luego está Predator, que exige por nuestra parte mucha benevolencia creyente o (es lo que deberíais hacer) que nos olvidemos de lo que sabíamos hasta ahora de la saga de los Depredadores y que abramos nuestras mentes a la fiesta que ha preparado Shane Black para revitalizar una franquicia que dificilmente volverá a ser la misma después de esto.

Hay dos formas de afrontar Predator: la primera es como una nueva entrega de una saga clásica, muy querída y con millones de seguidores. Si nos centramos en este enfoque, la película es un auténtico desastre. Tiene un comienzo prometedor pero a medida que avanza se aleja en estilo y forma del resto de películas de la saga y se convierte en una broma con muy poca gracia de la que apenas se pueden rescatar algunas ideas interesantes. Cuenta con demasiadas novedades sacadas de nose sabe dónde y pierde su tono serio. 

La segunda opción es aceptar que esto no es una nueva entrega de la saga Depredador, sino que es algo más próximo a los crossovers con Alien; mucha acción, muchas visceras y sangre, mucho humor verborreico que la mayoría de las veces solo hace gracia por su absurdez y muchas situaciones tan estrambóticas y rocambolescas que no pueden menos que arrancarnos una carcajada y dejarnos llevar por este inclasificable festín que se ha sacado de la manga Shane Black y que, si no me equivoco demasiado, será el comienzo de una nueva franquicia con los Depredadores como protagonistas. Parece que Black, que por cierto tuvo un pequeño papel en la primera película e incluso colaboró aportando sus cosillas al guión, ha tenido carta blanca para dar a la franquicia un nuevo enfoque de cara al futuro.

En cuanto a los actores, poco puedo decir, todos cumplen sobradamente en unos papeles que tampoco suponen un esfuerzo actoral excesivo. Cabe destacar al pequeño Jacob Tremblay, que se está especializando en interpretar a niños con todo tipo de problemas. Y me gustaría decirle al director de casting que, con todos mis respetos para Olivia Munn, no puedes tener en tu reparto a Yvonne Strahovski y darle solo dos escenas y cuatro frases. Esta mujer tiene que tener un protagonista sí o sí.

Evidentemente, a nivel técnico la película cumple con lo esperado, con una buena dosis de efectos especiales, buen sonido y un montaje adecuado para que el ritmo no decaiga durante todo el metraje.


Lo mejor: Es muy entretenida y aporta una visión diferente de un universo ya conocido. A nivel audiovisual es muy espectacular.

Lo peor: Se aleja del resto de la saga y en su segunda mitad la cosa se va de madre mucho, pero mucho. El final. El humor simplón y chabacano hace gracia un rato, luego se hace pesado. Demasiados elementos que actúan por cuenta propia. El Deus Ex Machina aparece cada 15 minutos.

Nota: 6/10

La frase: "Lo peor de el fin de los tiempos es que nunca lo es"


viernes, 14 de septiembre de 2018

"PREDATORS": Crítica de cine en pocas palabras



A pesar de ser una saga consolidada, con solera y con millones de fans, las entregas de Depredador son pocas y bastante espaciadas en el tiempo, si no tenemos en cuenta las dos entregas de su enfrentamiento con los Xenomorfos. Entre las dos primeras entregas pasaron tres años y luego hubo que esperar la friolera de veinte años, hasta 2010, para que llegará el estreno de esta Predators.

Tras tantos años de espera, con todos los avances que hubo en cuanto a tecnología audiovisual, con un reparto plagado de rostros bastante conocidos y Robert Rodríguez como padrino del proyecto, todo hacia presagiar un regreso a lo grande de los alienígenas cazadores más famosos del universo. Sin embargo, la cosa se quedó en agua de borrajas pues, si bien el film empieza muy bien, con una premisa interesante (no original, pero aún así interesante) y un ritmo narrativo adecuado, a medida que va avanzando todo se va desinflado poco a poco hasta terminar en un previsible y anodino desenlace que hace todavía más intensa la sensación de ocasión perdida.

El hecho de buscar una nueva ubicación para desarrollar los acontecimientos de la historia podría dar mucho juego en muchas direcciones; sin embargo el director, un tal Nimród Antal cuyo bagaje como director no es precisamente de relumbrón, y los guionistas no han sabido o querido sacar partido a este gran recurso  que tenían entre manos y se han quedado en un pobre intento de hacer una copia de la primera película, con una trama simplona y con muy poco que contar.

Los actores, a pesar de ser gente con tablas y experiencia como Adrien Brody, Topher Grace, Alice Braga, Danny Trejo, Mahershala Ali o Lawrence Fishburne, no son suficiente baza para mantener el interés del espectador y, curiosamente aunque no tenga nada ver con él directamente, es justo con la aparición de Fishburne cuando la película empieza a ir cuesta abajo.

En fin, posiblemente estemos ante la peor entrega de la saga y, quizás sea este resultado el que haya hecho que hayamos tenido que esperar otros ocho años hasta llegar a la nueva entrega Predator, de la que os hablaré en la próxima entrada.

Lo mejor: La propuesta inicial es interesante. Las cosas que aprendemos nuevas sobre los Depredadores. Estretiene.

Lo peor: El guión es muy pobre y da mucha rabia que con una propuesta tan interesante no hayan sabido sacarle partido. Las escenas de acción están mal rodadas.

Nota: 4,5/10


jueves, 13 de septiembre de 2018

"DEPREDADOR 2": Crítica de cine en pocas palabras



Tras el tremendo éxito de Depredador, en 1990 nos llegó la inevitable secuela, aunque en esta ocasión sin el bueno de Swarzzie, que andaba metido en otros fregados, y un nunevo director, Stephen Hopkins, que venía de dirigir Pesadilla en Elm Street 5. Para sustituir a Arnold, se trajeron directamente desde Arma Letal a Danny Glover y Gary Busey, para que prolongaran un poco más su enfrentamiento, y a ellos se unieron María Conchita Alonso y Bill Paxton, el único humano que puede presumir de haberse enfrentado a un Depredador, un Alien y un Terminator; y no contento con ello, luego se dió una vuelta por el Titanic tras haber sobrevivido a unos cuantos tornados. Un crack el tío. La banda sonora volvería a estar a cargo de Silvestri.

Esta segunda entrega de los extraterrestres de las rastas cuenta con un guión un poco más elaborado y complejo, lo que no quiere decir que sea mejor, cuya mayor novedad es el cambio de localización, trasladando la caza desde la jungla centroamericana al terreno urbano de Los Angeles, algo que aumenta bastante las posibilidades de estrategia en este juego del gato y el ratón al que juegan el Depredador y el policía interpretado por Glover. El nexo con la primera película es meramente testimonial si exceptuamos al monstruo protagonista. Simplemente se menciona de paso lo sucedido en la primera película y ya.

Pero por encima de eso, lo interesante del film es que nos proporciona mucha más información y nos ayuda a conocer mejor a los verdaderos protagonistas de la historia, los Depredadores (lo mismo sucedía en la saga Alien, donde en la primera película apenas sabíamos nada del alienígena y en Aliens El Regreso, sería donde descubriríamos cosas sobre su raza, su estructura social, su anatomía, etc.). Descubriremos que los Depredadores tienen un amplio abanico de armas más allá del consabido láser, veremos el interior de una de sus naves y descubriremos que siguen una espécie de código de honor, las razones para la caza y que llevan visitando la Tierra desde hace mucho, mucho tiempo (Algo que se explorará en profundidad en los spin of /crossovers con Alien). 

Sinceramente, a pesar de no estar tan bien considerada como la primera, creo que se trata de una más que digna secuela que está a la altura de la cinta original y que, en algunos aspectos incluso la supera.

Lo mejor: Todo lo que descubrimos sobre la raza alienígena. El cambio de localización. Ver una cabeza de Alien entre los trofeos del Depredador.

Lo peor: A los personajes les falta el carisma del Teniente Dutch  de Swarzzeneger. La dirección cojea bastante y hay secuencias muy mejorables, como la que inicia la películoa o la secuencia del metro.

La frase: "No puedes ver los ojos del diablo, hasta que viene a por ti"

Nota: 6,5/10


miércoles, 12 de septiembre de 2018

"DEPREDADOR": Crítica de cine en pocas palabras



Corría el año 1987 cuando se estrenaba en la gran pantalla un film que quedaría marcado a fuego en la historia del cine, no por una calidad cinematográfica, sino por aportar al imaginario popular uno de los grandes monstruos del cine moderno: El Depredador, un cazarecompensas de origen extraterrestre que venía a sumarse al Olimpo de los Alien, Jason, Krueger, etc. para aterrorizarnos en nuestras pesadillas. ¿Quién no es capaz de reconocer hoy en día a estos seres por sus aterradoras mandíbulas, sus rastas, sus enormes garras o la atemorizante mira láser de tres puntos?

El director encargado de introducir al tierno bicho en nuestras vidas fue John McTiernan, que venía de dirigir su primera película, Nómadas, y que al año siguiente rompería la taquilla con el inicio de otra de las grandes franquicias del cine de acción, La jungla de cristal.

La película es una mezcla de géneros, que combina una vertiente de acción desenfrenada llena de disparos, explosiones y peleas cuerpo a cuerpo, con la ciencia ficción y el suspense, algo que viene dado por la naturaleza del Depredador y su capacidad para mimetizarse con el entorno resultando prácticamente invisible para sus víctimas. (algo heredado directamente de Alien, el octavo pasajero) lo que hace que contemos con unas escenas de sigilo que serán las que pongan el punto más tenso al proceso de caza. 


Protagonizada por un Arnold Swarzennegger en uno de los momentos más dulces de su carrera cinematográfica (venía de estrenar éxitos tan sonados como Terminador, El guerrero rojo, las dos Conan o Commando) la película contaba con una trama sencilla, dirigida especialmente al lucimiento de sus dos protagonistas: Arnold y el extraterrestre. Las líneas de guión son bastante pobres y los personajes sueltan en varias ocasiones frases con información que no se sabe muy bien de dónde sale o qué razonamientos siguen para llegar a ciertas conclusiones, pero no se lo vamos a tener en cuenta.

A pesar de que vista hoy en día los efectos especiales parecen anticuados y precarios, la película estuvo nominada al Oscar en ese apartado y la banda sonora compuesta por Alan Silvestri ganó varios premios aunque no llegó a competir por el hombrecillo dorado.

No voy a mentir, a pesar de gustarme la película no soy un gran fan de la saga Depredador, siempre he sido más de Alien, pero reconozco sus valores y su aportación de una de las bestias más icónicas creadas por Stan Winston.

Lo mejor: El acierto con el que combina diferentes géneros. El diseño del Depredador. Arnold desatado.

Lo peor: Los efectos especiales han envejecido mal. Las líneas de diálogo son muy pobres y la trama es bastante sencilla. Hay información que parece inventada por los personajes porque no queda claro de dónde la sacan.

Nota: 6,5/10

La frase: "No tengo tiempo para sangrar"

 


Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt0093773/

domingo, 9 de septiembre de 2018

"LA MONJA": Crítica de cine en pocas palabras



Nueva decepción para los amantes del buen cine de terror, huérfanos ya desde hace muchos años, cuyo único alivio pasajero para nuestros anhelos fueron el "padre" (Expediente Warren) y la "madre" (Expediente Warren: El caso Einfeld) del film que hoy me ocupa, lo que hacía que lo esperaramos con expectativas de que pudiera aportar al género un poco del lustre perdido en las últimas décadas. Nuestro gozo en un pozo.

Recordemos que La Monja es el segundo spin of de la saga de los Expedientes Warren, tras la cuestionable Annabelle y su secuela,  Annabelle: Creation, algo más trabajada pero muy lejos ambas de la calidad de las cintas principales. El personaje de la monja, tenía bastante relevancia en el segundo capítulo de la saga y prometía ser un elemento más que interesante para desarrollar una película propia. 

Tras un comienzo impactante y prometedor, La Monja empieza a desinflarse lentamente, pero sin pausa, hasta convertirse en un producto del montón, en el que lo único realmente aprovechable es su ambientación y dirección artística. 
Del resto, poco podemos rescatar; la historia es simplona y sin interés, no nos proporciona casi información, sus giros argumentales son burdos y torpes y no sorprenden a nadie, los personajes son planos y sin desarrollar y sus únicos recursos para intentar asustar al espectador son los recurrentes sobresaltos con subidas de volumen que se ven venir a leguas salvo en dos escenas. Además, como suele suceder últimamente, algunas de las escenas destinadas a sorprender al espectador ya se han visto en los tráilers, con lo que dicho efecto hace mutis por el foro.

Para mas inri, el director tiene la osadía de incorporar varios alivios cómicos en el tramo final de la cinta, algo que te saca completamente de contexto en momentos clave. Para cualquier película de terror que se precie de serlo, esto no tiene cabida. No puedes pasar el trabajo de crear un ambiente, una tensión, algo parecido a una angustia en el espectador y echarlo por tierra con un par de chascarrillos malos. Sé consecuente, ahoga al espectador en sus miedos, no le des tregua. Eso es una película de terror. Los momentos cómicos pueden ser aceptables en el primer tramo de película, pero nunca en su desenlace.
En cuanto a los actores, poco puedo decir, tampoco es que tengan un gran material sobre el que trabajar, así que diré que aceptables sin destacar nada, aunque esperaba más de Taissa Farmiga, que ya tenía bastante experiencia en esto del terror.

En fin, aceptable para pasar el rato pues no aburre, pero polvora mojada como aporte al cine de terror.

Lo mejor: La ambientación, con sus estupendas localizaciones, sus cuidados decorados y el magnífico trabajo de sonido y banda sonora. Un par de buenas escenas aprovechables. Cómo enlaza con las otras cintas de la saga Warren.

Lo peor: Su absoluta falta de trama, desarrollo de los personajes o de algo que se parezca a una historia. La torpeza de Corin Hardy en el desenlace, incorporando chistes innecesarios, intentando meter con calzador tensión sexual no resuelta y sin llegar a explicar nada sobre el demonio.

Nota: 5,5/10

La frase: "Dios acaba aquí"




jueves, 6 de septiembre de 2018

"LOS CAZAFANTASMAS 2" de Ed Naha: Literatura en pocas palabras



Al contrario de lo que os contaba cuando analicé la novelización de la primera parte de Los Cazafantasmas (Jason Dark), en esta ocasión era la primera vez que leía este libro, del que no tuve noticias de su existencia hasta mi peregrinación por las redes para conseguir el primero.

Esta no va a ser una entrada muy larga pues, a pesar de estar escrito por un autor dirferente al de la primera entrega, un tal Ed Naha (que también trabaja como guionista en películas y series de televisión), esta novelización de la continuación de Los Cazafantasmas peca de los mismos males que su predecesor, punto por punto, con una salvedad: si en el primero tenía mis dudas de si la traducción del original al castellano era mala, aquí estoy seguro al cien por cien que nos encontramos ante una traducción desastrosa y descuidada. Es alarmante como en el último tramo del libro saltan a la vista frases hechas y expresiones traducidas palabra por palabra lo que resulta en frases sin sentido y bastante ridículas por momentos. Parece mentira que una editorial como Plaza & Janés pusiera a la venta productos de tan mala calidad. Pero en fin, lo importante es vender, ¿no? y con el logo de Los Cazafantasmas en la portada del libro ya tienes muchas ventas hechas, independientemente de lo que haya escrito en su interior.

En cuanto al texto en sí mismo, volvernos a encontrarnos con una historia que altera algunos de los acontecimientos de la película sin venir a cuento de nada y se inventa historias que no vimos en el film además de intentar explicar cosas que en el film se dan por supuestas y se pasan por alto, lo que hace que situaciones ya de por sí poco creíbles acaben por resultar absurdas.

Lo dicho, leedlo solo por completacionismo puro y duro o si sois muy, muy fans de Los Cazafantasmas, sino no os molestéis.

martes, 4 de septiembre de 2018

FECHAS DE ESTRENO EN USA 2018/2019 DE LAS NUEVAS TEMPORADAS DE SERIES: Series en pocas palabras



Pues ya estamos metidos en septiembre y con él llega una nueva temporada televisiva plagada de los regresos más esperados de nuestras series favoritas y un montón de nuevos estrenos que prometen hacernos pasar muy buenos ratos en el futuro. Como cada año, la oferta se incrementa gracias a nuevas cadenas y plataformas de distribución, haciéndonos más dificil a los serie-adictos hacer una buena criba y distribuir nuestro limitado tiempo entre las series que realemente  consigan engancharnos.

Entre las novedades destaca, entre otra La Purga, que además será la primera ne estrenarse, una adaptación a la pequeña pantalla de la saga que tan buenos resultados ha dado en la pantalla grande.


También pintan muy bien Manifest, Strangers, The First o Happy Together, aunque no son las únicas. La pasada temporada ha habido muchas cancelaciones, lo que ha propiciado que lleguen muchas series nuevas. Y, como no podría ser de otra forma, entre las novedades nos encontramos con algún remake como el de Embrujadas, Las escalofriantes aventuras de Sabrina o Roswell: Nuevo Mexico.

Como dato curioso, tendremos el estreno de dos series con títulos identicos a otras que pudimos ver hace algunos años pero que, a priori, no tienen nada que ver con aquellas: New Amsterdam y Forever.


En fin, no me enrollo más y os dejo con el listado de estrenos ordenados cronológicamente. Y ya sabéis, como os digo cada temporada, no están todos los que son, pero son todos los que están.



SEPTIEMBRE

THE PURGE : 4 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
IRON FIST : 7 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
ATIPYCAL: 7 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)

LAS CHICAS DEL CABLE : 7 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
REL : 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
SHAMELESS : 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (T9)
THE LAST SHIP : 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (T5)

KIDDING: 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
YOU: 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
THE DEUCE: 9 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
STRANGERS: 10 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
AMERICAN HORROR STORY : 12 DE SEPTIEMBRE 2018 (T8)
FOREVER : 14 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)

THE FIRST: 14 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
9-1-1 : 23 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
THE BIG BANG THEORY : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (T12)
EL JOVEN SHELDON : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
THE GOOD DOCTOR : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
BULL : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
THE RESIDENT : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
MANIFEST : 24 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)




NEW AMSTERDAM : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (ESTRENO)
ARMA LETAL : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
NCIS : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (T16)
NCIS NEW ORLEANS : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (T5)
THE GIFTED : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
THIS IS US : 25 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
MURPHY BROWN : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T11)
MODERN FAMILY : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T10)
LOS GOLDBERG : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T6)
CHICAGO FIRE : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T7)
CHICAGO MED : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T4)
CHICAGO PD : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T6)
EMPIRE : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T5)
SOUTH PARK : 26 DE SEPTIEMBRE 2018 (T22)
ANATOMÍA DE GREY : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T15)
CÓMO DEFENDER A UN ASESINO : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T5)
MOM : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T6)
SWAT : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T2)
THE GOOD PLACE : 27 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
BLUE BLOODS : 28 DE SEPTIEMBRE 2018 (T9)
HAWAII 5.0 : 28 DE SEPTIEMBRE 2018 (T9)
MACGYVER : 28 DE SEPTIEMBRE 2018 (T3)
NCIS LOS ANGELES : 30 DE SEPTIEMBRE 2018 (T10)
PADRE DE FAMILIA : 30 DE SEPTIEMBRE 2018 (T16)
LOS SIMPSON : 30 DE SEPTIEMBRE 2018 (T30)

OCTUBRE

THE NEIGHBORHOOD : 1 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
HAPPY TOGETHER : 1 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
SEAL TEAM : 3 DE OCTUBRE 2018 (T2)
MENTES CRIMINALES : 3 DE OCTUBRE 2018 (T14)
WILL & GRACE : 4 DE OCTUBRE 2018 (T10)
I FEEL BAD : 4 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
STATION 19 : 4 DE OCTUBRE 2018 (T2)
THE MAN IN THE HIGH CASTLE : 5 DE OCTUBRE 2018 (T3)
INTO THE DARK : 5 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
THE WALKING DEAD : 7 DE OCTUBRE 2018 (T9)
BLACK LIGHTNING : 9 DE OCTUBRE 2018 (T2)
THE FLASH : 9 DE OCTUBRE 2018 (T4)
RIVERDALE : 10 DE OCTUBRE 2018 (T3)




ALL AMERICAN : 10 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
SOBRENATURAL : 11 DE OCTUBRE 2018 (T14)
TITANS: 12
 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
BLINDSPOT : 12 DE OCTUBRE 2018 (T4)
DINASTÍA : 12 DE OCTUBRE 2018 (T2)
CRAZY EX-GIRLFRIEND : 12 DE OCTUBRE 2018 (T4)
EMBRUJADAS: 14 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
SUPERGIRL : 14 DE OCTUBRE 2018 (T4)
ARROW : 15 DE OCTUBRE 2018 (T7)
BLACK-ISH : 16 DE OCTUBRE 2018 (T5)
LEGENDS OF TOMORROW : 22 DE OCTUBRE 2018 (T4)
LEGACIES : 25 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)
LAS ESCALOFRIANTES AVENTURAS DE SABRINA: 26 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)

RAY DONOVAN : 28 DE OCTUBRE 2018 (T6)
TELL ME A STORY : 31 DE OCTUBRE 2018 (ESTRENO)

NOVIEMBRE

HOMECOMING : 2 DE NOVIEMBRE 2018 (ESTRENO)
ESCAPE AT DANNEMORA : 18 DE NOVIEMBRE 2018 (ESTRENO)





Ya para 2019 se nos quedan estrenos tan esperados y suculentos como la T8 (y última) de Juego de Tronos, la (¡Gracias a todos los demonios! recuperada por Netflix) T4 de Lucifer, la T6 de Brooklyn 99 (Recuperada de la quema de Fox por NBC, la T3 de El Cuento de la Criada, la T3 de The Expanse (salvada por Amazon Prime), la T3 de Stranger Things, la T2 de Big Little Lies y el reboot de Roswell titulado Roswell: Nuevo México
¡Ah! y la T3 de la maravillosa The Good Fight.



Y claro, también estamos a la espera de todos los estrenos de los nuevos canales de streaming que están por llegar, especialmente el de DC Universe. ¿De dónde sacaremos tiempo para todo?

domingo, 2 de septiembre de 2018

"SUPERGIRL": Repaso a la tercera temporada



El salto de la primera a la segunda temporada de Supergirl supuso un cambio importante para la serie y, sin duda, fue para mejor. Nueva cadena, nuevos responsables, cambios en el reparto... un cúmulo de circunstancias que hizo que la serie creciera con respecto a su primera temporada, algo que tampoco era muy difícil por otra parte.

Una vez asentada en su nueva casa, esta tercera temporada sobre las aventuras de la última hija de Kripton debería haber servido para que la serie siguiera creciendo y cogiendo fuerza y solera para asentarse como una serie de superhéroes a tener en cuenta, como sus hermanas mayores Arrow y The Flash.
Sin embargo, la serie ha demostrado un peligroso estancamiento, especialmente en sus cualidades más negativas, que ha hecho que esta temporada, aunque entretenida (casi siempre), no haya mejorado prácticamente nada con respecto a la temporada anterior.

Como puntos interesantes, la tercera temporada de Supergirl nos ha dejado la inclusión de nuevos personajes, siendo el de Brainiac y Reign los más interesantes, además de dar arcos argumentales de más peso a personajes ya conocidos, como Lena Luthor, el regreso de personajes que creíamos que no volveríamos a ver y mucho material nuevo sobre Kripton y sus habitantes, su destrucción y los inevitables supervivientes. 



Al Debe de la serie se me van demasiadas cosas esta temporada: las subtramas dramáticas y románticas ocupan demasiado espacio y son monótonas y repetitivas además de predecibles y oscurecen demasiado las partes más épicas y de aventuras. Supergirl sigue siendo retratada como una heroína inexperta y débil que es incapaz de resolver problemas por su cuenta, algo a lo que contribuye el exceso de otros héroes en la serie. 
Los actores encargados de interpretar a los villanos sobreactúan sin motivo, el triángulo amoroso en el que se ve envuelto la protagonista se hace pesado, al igual que la trama de su hermanastras Alex Danvers y su obsesión con la maternidad. La trama del padre de John Jonz también acaba por resultar forzada e intrascendente más allá de intentar generar algunos momentos lacrimógenos. 
Y ya no me hagáis hablar de eso de que Supergirl tiene que entrenarse en el gimnasio cada dos por tres (como si lo necesitara) y lo del momento "aprender a hacer llaves de Kung Fu usando la capa" que fue ya el acabose... en fin, como os decía, demasiadas cosas en el Debe de la temporada.

Sin duda, un año más, los mejores momentos de la temporada los hemos tenido en el megacrossover de las cuatro series de superhéroes de The CW y ya se me hace la boca agua al pensar en el de este año, que incluirá a una quinta serie, Black Lightning, y servirá para introducir una nueva sobre Batwoman. Casi nada.



Ahora que he escrito esto me he quedado pensando que, tal vez no sea buena señal para Supergirl que lo que más esperemos para la próxima temporada no sean cosas de su propia serie, sino su combinación con otras.

Como nos ponían en el cole cuando éramos pequeños: Necesita Mejorar.



jueves, 30 de agosto de 2018

"PACIFIC RIM: INSURRECCIÓN": Crítica de cine en pocas palabras



Cinco años después de la llegada a nuestros cines de Pacific Rim, la película sobre monstruos y robots gigantes dirigida por Guillermo del Toro, nos llega su continuación en la que el director mexicano cede su puesto a un tal Steven S. DeKnight, que debuta como director para el cine tras haberse iniciado dirigiendo algunos capítulos de series televisivas como Daredevil o Smallville.

La película viene a ser más de lo mismo, contando como cabeza de cartel con John Boyega, uno de los actores al alza tras su participación en la saga Star Wars y la debutante Cailee Spaeny. El film repite las virtudes y defectos de la primera entrega aunque con dosis mayores de verborrea cuasi adolescente que, por momentos, satura y se hace bastante pesada además de provocar cierta vergüenza ajena.

La historia y el guión vuelven a ser bastante limitados y todo lo que sucede se encamina a un solo objetivo: el lucimiento del departamento de efectos visuales. Ahí sí que nos encontramos con el punto fuerte del film ya que podremos disfrutar de una auténtico festival de destrucción y peleas a lo bestia entre los super robots gigantes , los Jaegers, y los monstruos mastodónticos llegados desde la dimensión paralela que quiere destruir la Tierra, los Kaiju. Todo esto además aderezado con un diseño de producción muy cuidado que derrocha originalidad en muchos aspectos.

Y la verdad es que a eso se limita todo. Poco más hay que decir. La cinta cumple con su cometido de entretener y asombrar con sus virtudes audiovisuales y con algunos momentos cómicos aceptables para quitar tensión a los bochornosos momentos (pocos por suerte) en lo que pretende ponerse seria.

Lo mejor: El aspecto audiovisual. Es muy entretenida. Su diseño de producción.

Lo peor: El guión. 

Nota: 6/10

La frase: "La próxima vez que construyas un Jaeger, que sea más grande"


lunes, 27 de agosto de 2018

"LUCIFER": Repaso a la tercera temporada



Quise escribir esta entrada nada más finalizar la temporada, pero con la sorprendente cancelación por parte de Fox y la posterior campaña llevada a cabo por los fans para intentar salvar la serie, quise esperar a ver cómo se solucionaba el conflicto porque, quieras que no, el enfoque puede ser un poco diferente.

Ahora, con la salvación de la serie por parte de Netflix (¡Gracias Netflix! 😃😃) y con la cuarta temporada en pleno rodaje, puedo por fin comentaros qué me ha parecido la tercera temporada de la serie protagonizada por Tom Ellis y Lauren German
Y, sinceramente, hay que reconocer que esta tercera temporada no fue todo lo buena que se esperaba de ella. No es que sea mala, pero no está al nivel de las dos anteriores.

Sin embargo, creo que el motivo para esa bajada de nivel está más que claro y es algo que, sin duda va a tener rápida y fácil solución en el nuevo hogar de Lucifer
Me refiero, claro está, al aumento del número de capítulos porque, aunque esto pueda parecer una contradicción pues los fans siempre deseamos ver el mayor número posible de episodios de nuestras series favoritas, lo cierto es que cuando se aumenta el número de episodios por temporada en una serie como Lucifer, inevitablemente surgen los capítulos y subtramas de relleno que, muchas veces, no tienen el mismo nivel de calidad que el grueso de lo realmente importante de la serie. Si además ese relleno es de corte generalista, pues todo se queda más cerca de una serie procedimental tradicional.

Aunque ha habido inclusión de nuevos personajes y nuevas referencias y explicaciones en lo que a la mitología propia de la serie se refiere, me he quedado con ganas de ver más seres celestiales o bíblicos y una ampliación aún mayor de ese mundo mitológico que, estoy seguro, puede dar para mucho más y más interesante. De hecho, uno de los capítulos extra, de los que hablé en su momento, es uno de mis favoritos pues nos presenta un nuevo personaje y una interesante historia que profundiza un poco en esa mitología que tanto nos gusta.

En cuanto a la temporada en sí, ha tenido altos y bajos, como es lógico, y la incorporación de Tom Welling al reparto ha resultado ser un acierto, además de recuperar a algún personaje que creíamos que no volveríamos a ver, además del mayor protagonismo de algunos secundarios, favorecido por ese aumento de capótulos. 
El continuo enfrentamiento entre "los Toms"Ellis y Welling ha dado momentos muy buenos en la serie, rematando con ese explosivo y apoteósico final que te pone la adrenalina por las nubes y te deja con ganas de más, además de hacerte pensar: "Jooooder, así tendría que ser toda la serie". 

Eso sí, tener que ver ese final tras saltar la noticia de que la serie se había cancelado fue toda una tortura.




Ahora, ya con el alivio de saber que la serie continuará, solo nos falta armarnos de paciencia y esperar a que Netflix estrene la nueva temporada. 
Lo malo: no llegará hasta 2019. Lo bueno: Los diez capítulos se estrenarán de golpe, así que podremos pegarnos un atracón de Lucifer en cuanto se estrene.



domingo, 12 de agosto de 2018

"MEGALODÓN (THE MEG)": Crítica de cine en pocas palabras



No hay formula mejor para reventar las taquillas en verano: superhéroes, animales prehistóricos, franquicias consolidadas, bichos descomunales o acción desenfrenada de las que se pasan el realismo por el forro. Pues bien, Megalodón cuenta con 3 de 5, o casi me atrevería a decir que tiene 4, porque al final, como nos tiene acostumbrados, Jason Statham parece un superhéroe en toda regla.

La película es la adaptación de una novela de Steve Alten, publicada en 1997 y la cual todavía no he leído, que nació al abrigo de la moda de recuperar animales prehistóricos extintos iniciada un par de años antes por un tal Michael Crichton y su Parque Jurásico. Los derechos para adaptar el libro al cine fueron comprados al poco tiempo de publicación del mismo, pero por diversos motivos (El estreno de Deep Blue Sea en su día fue uno de ellos) el guión ha estado dando tumbos de un lado para otro por todo Hollywood hasta que, por fin, hemos podido ver en la gran pantalla esta historia con el extinto tiburón gigante como protagonista.

La cinta es, más o menos, lo que se espera de ella: mucha acción, mucho espectáculo, efectos especiales por un tubo y momentos épicos para gloria de Statham. Eso sí, es mucho más light de lo esperado. No se ven tanta sangre y visceras como cabría esperar y, aunque intenta tener sus momentos humorísticos, estos son tan livianos que apenas consiguen arrancarte una sonrisa. Siendo el tipo de film que es, debería ser mucho más gamberro y no tomarse a sí mismo tan en serio.

He disfrutado con la vertiente de ciencia ficción, con toda la tecnología que se gastan los protagonistas de la película, con esos vehiculos subacuáticos que parecen auténticas naves espaciales y también me ha gustado que, a pesar de las lógicas limitaciones para usar diferentes escenarios, la película es bastante variada en ese aspecto y no nos da la sensación de que todo transcurra en una misma localización.

Jason Statham le acompañan Li Bingbing (que me ha encantado), Ruby Rose, Cliff Curtis y Masi Oka entre otros, además de la pequeñaja Shuya Sophia Cai, que le pone el toque tierno y simpático a la película.

En cuanto a la historia en sí misma, pues es basstánte típica y en lineas generales es previsible y se ve venir, aunque confieso que hay un giro a mitad de película que no me esperaba y me cogió por sorpresa.

En fin, una cinta recomendada para pasar un rato entretenido si os va este tipo de cine.

Lo mejor: Los efectos especiales. Algún giro inesperado. Es muy entretenida. La química entre Jason Statham y Li Bingbing. Sus guiños a clásicos del género.

Lo peor: Previsible. Menos gamberra y visceral de lo esperado. Le vendría bien más toques de humor. Que el Megalodón no sea aún más grande. No poder ver más el mundo submarino escondido en las fosas de Las Marianas (que por cierto, recuerda poderosamente a Pandora, de Avatar.)

Nota: 6,5/10

La frase: "Hay un monstruo ahí fuera... y nos está mirando"


viernes, 10 de agosto de 2018

"SHARKNADO 2: EL SEGUNDO" y "SHARKNADO 3: OH HELL NO!": Microcríticas




SHARKNADO 2: EL SEGUNDO

¿Recordáis aquella época en plenos años 90, durante nuestra infancia/adolescencia en la que nos íbamos al videoclub y alquilábamos las películas más cutres que encontrábamos para echarnos unas risas solo a costa de lo malas que eran? 
Pues la saga Sharknado viene siendo equivalente a aquello en nuestros días, solo que en casa. 
Y el canal SyFy, responsable de la producción de la saga, ha sabido sacarle partido y, desde hace unos años, cada verano contamos con una nueva y más absurda y alocada entrega de los tiburones voladores envueltos en tornados.

En esta segunda entrega, nos encontramos lo mismo que en la primera película pero subiendo un peldaño más hacia cotas más altas de frases ridículas, situaciones absurdas, efectos especiales que parecen realizados con un Spectrum 48K e interpretaciones que de malas que son, resultan espectaculares porque te pasas toda la película preguntándote si actúan así de mal a propósito o es que realmente no dan para más. (Me inclino a pensar que la segunda opción es la correcta)

Repetimos protagonistas y en esta ocasión la acción se traslada a Nueva York, dejando atrás los acontecimientos de Los Ángeles, y lo mejor de la película, además de todo lo que ya he mencionado, será ver cómo los tiburones voladores destruyen los más emblemáticos lugares de la ciudad además de poder disfrutar de algunos cameos curiosos.

Evidentemente con la primera película pudimos ser engañados a traición y vilmente, pero con esta segunda y las siguientes ya tenenemos clarísimo lo que nos disponemos a ver y lo que tenemos garantizado: absurdez por un tubo y risas, muchas risas.

Nota: 2/10





SHARKNADO 3: OH DIABLOS NO!
O
SHARKNADO 3: ¡NO ME JO**AS!

Desde luego hay un enorme mérito que hay que reconocerle a la saga Sharknado y es que, cuando ya crees que lo has visto todo, llegan con algo nuevo y sorprendente y te vuelven a dejar con la boca a bierta. Imaginación y creatividad no les faltan a los creadores de las películas de los tornados plagados de tiburones, pues cada forma de morir o matar escualos es más original y estrámbotica que la anterior y las armas empleadas son más elaboradas y rimbombantes, sin hablar claro está de ser rídiculamente hilarantes.

En Sharknado 3 veremos que SyFy ha metido un buena inyección de presupuesto a la peli, no invirtiendo en efectos especiales, guionistas o buenos actores, no, sino que han invertido en escenarios y localizaciones. Volvemos a cambiar de ciudad y, tras haber destrozado Los Ángeles y Nueva York en las anteriores entregas, los escualos voladores se dirigen al mismísimo Washington, donde Finn (Ian Ziering) está recibiendo los más altos honores de manos del presidente por su gran labor en la guerra contra los dentudos enemigos volantes, Orlando, Cabo Cañaveral, toda la Costa Este estadounidense ¡y hasta el espacio exterior!

Además podremos volver a disfrutar de mogollón de cameos entre los que sobresalen con papeles destacados David Hasselhoff y Bo Derek, pero también veremos a Lorenzo Lamas, Lou Ferrigno o al mismísimo George R. R. Martin.

También recuperaremos a algún personaje de la primera película y asistiremos al final más épico y estrafalario que hayamos podido ver hasta ahora con el nacimiento del nuevo hijo de Finn y April.

Nota: 3/10

miércoles, 8 de agosto de 2018

"TIBURÓN 2": Microcrítica


Solo tres años después del tremendo éxito de Tiburón, la productora se lanzó a seguir exprimiendo a los escualos de los huevos de oro y pusieron en marcha esta secuela que, inicialmente iba a estar también dirigida por Steven Spielberg pero que, al final, se bajó del carro por no estar de acuerdo con la historia que se iba a contar. 
Por lo que parece, Spielberg quería contar la historia de los soldados del USS Indianapolis que se narra en la primera película, pero los productores se negaron.


El resultado es que volvemos a Amity Island, vuelve el jefe Brody, su mujer, el alcalde, incluso John Williams poniendo la banda sonora (en la que no se esforzó demasiado y trabajó básicamente con temas muy similares a los de la primera parte), pero Spielberg no. 
Y eso se nota. Mucho. 

No es que la película sea mala, aunque haya momentos que se haga un poco pesada, pero le falta intensidad y no aporta absolutamente nada. Repite esquemas de la primera cinta pero olvidándose de los elementos que hicieron grande a aquella. El nuevo director, Jeannot Szwarc, no tiene reparos en mostrarnos al terrible tiburón desde los primeros compases del relato (se nota mejoría en los efectos especiales desde el primer film), lo que hace que se pierda mucha de la tensión que generaba Spielberg cuando ocultaba al Gran Blanco de nuestra vista, y de la de sus victimas, en la primera película.

Además, aunque cuenta con un buen trabajo de fotografía, Tiburón 2 tiene un montaje bastante pobre, especialmente en la primera mitad, que parece que esté hecha de retales con escenas con muy poca continuidad entre sí.

Aún así es una secuela aceptable que cuenta con algunas buenas secuencias, especielmente en su tramo final y hay que reconocerle el mérito de resultar mucho más espectacular en la forma de liquidar al tiburón.

Nota: 6/10

martes, 7 de agosto de 2018

"TIBURÓN": Crítica de cine en pocas palabras



Y fue entonces, en 1975, cuando un jovencísimo y todavía algo inexperto Steven Spielberg llegó con una película que llenaría las salas de cine, vaciaría las playas y haría que vieramos a los tiburones de una manera muy diferente para el resto de nuestros días, además de convertirse, posiblemente, en el primer blockbuster de la historia.

Basada en una novela de Peter Benchley que se había publicado apenas un año antes del estreno de la película, Tiburón fue un fenómeno sin precedentes y se convirtió en una de las películas más importantes, tanto en la filmografía de su director, como de la propia historia del cine, sirviendo como referente para todas las películas sobre escualos que llegarían en las décadas siguientes, hasta nuestros días. Sin ir más lejos, en todas las películas sobre tiburones que he estado analizando esta semana podemos encontrar elementos y referencias directas a la obra de Spielberg.

Revisionada ahora, 43 años después de su estreno, la película mantiene casi intactos todos los elementos que hicieron de ella un éxito, quedando como únicos puntos negros (por decirlo de alguna forma) los artesanos y arcaicos efectos especiales y alguna que otra escena en la que los secundarios no dan la talla en sus interpretaciones.
Sin embargo, Spielberg, consciente de las limitaciones de la tecnología de la que disponía por aquel entonces, se hizo abanderado del lema del cine erótico, ese que dice que "es mucho más erótico insinuar que mostrar abiertamente" y sustituyó el erotismo por el terror y la inquietud. En los primeros tres cuartos de película apenas vemos al Gran Blanco, pero nos causará tanto temor o más que en el tramo final, cuando no duda en mostrarlo a plena luz del día en todo su esplendor.

Además, Spielberg, fiel a su estilo no pierde ocasión para incluir el mensaje moral de turno y deja bien claro quienes son los auténticos monstruos de la historia, representados aquí por el alcalde de la isla y los empresarios que prefieren poner en riesgo la vida de los bañistas antes que perder sus beneficios por el cierre de las playas. Más de 40 años depué, una realidad que sigue siendo de lo más actual.

Por lo demás, sigue siendo un magnífico guion, que inevitablemente nos hace recordar la historia de Moby Dick, y que se mueve como tiburón en el agua entre el cine de aventuras y el de terror, algo que consigue con su estupendo montaje y la ambientación con la impresionante banda sonora compuesta por John Williams, que combina cortes intensos e inquietantes, como el famoso tema central, con otros mucho más desenfadados y fantasiosos que se asemejan a algunas de sus composiciones futuras como las de E.T. El Extraterrestre, por ejemplo. 
Era, por cierto, la segunda colaboración de Spielberg con Williams tras la de Loca Evasión
Ambos, montaje y banda sonora se llevaron los Oscars en sus respectivas categorías, además del Oscar al Mejor Sonido. La película estuvo también nominada a la máxima categoría en dichos premios, pero no se llevó el galardón.

Lo mejor: La historia. El ritmo. La fotografía. La banda sonora. Las escenas de los ataques a los bañistas. El desarrollo de los personajes. Las interpretaciones del trío protagonista.

Lo peor: Los secundarios. Los tiburones de mentira dan mucho el cante a día de hoy.

Nota: 7,5/10

La frase: "Sonrie, hijo de puta"

 


Ficha en IMDB: https://www.imdb.com/title/tt0073195