http://googleping.com Google+

sábado, 11 de julio de 2015

IKER CASILLAS DEJA EL REAL MADRID (O le echan, que no es lo mismo): Deportes en pocas palabras


Hoy toca una entrada diferente, difícil de escribir. Una entrada que lleva varios dias escrita y cuya publicación he querido retrasar hasta límites insospechados, en espera de que, un último giro de guión, diese un final más de mi gusto a esta historia. Pero no. A pesar del vodevil en el que se han convertido las negociaciones en las últimas horas, la noticia se ha hecho ya oficial.

Hoy es un día triste. Hoy me veo obligado a hacerme eco de una noticia que nunca hubiese querido leer y, mucho menos, difundir. Una noticia que me he negado a creer hasta el momento en que se ha hecho oficial. Iker Casillas, el Gran Capitán del equipo blanco, El Santo, el mejor portero del mundo, se va al Oporto. Desde hoy, los aficionados al club de Concha Espina estaremos un poco más huérfanos de madridismo.



Hoy no se va solamente un jugador, un portero; hoy se va un madridista, santo y seña de los valores del Real Madrid, que lo ha dado todo siempre y ha estado ahí a las duras y a las maduras, levantando todos los títulos posibles y aguantando todos los chaparrones que le han caído con entereza y elegancia, sin alzar la voz en ningún momento.

Bueno, en realidad no se va, le echan. Sí, porque un club como el Madrid que siempre ha presumido de señorío y tradición, parece haberse empeñado en los últimos tiempos en convertir en tradición que los grandes jugadores, auténticos emblemas del club, especialmente los criados en casa, salgan siempre de mala manera y por la puerta de atrás.



En ocasiones como esta, miro con envidia al rival y admiro como el Barcelona ha llevado el tema de Xavi Hernández. Cuando el jugador se decidió a marcharse el verano pasado, el club lejos de mostrarle la puerta de salida o facilitar su marcha, se encargó de convencerle de que siguiera un año más, dándole a la postre una gran despedida, como merece un jugador de su talento y trayectoria. Chapeau.

Aunque me duela su marcha, he de reconocer que es muy probable que salir del club sea la mejor opción para Iker Casillas. Por mucho que uno no quiera, ser vilipendiado en tu propia casa por esos que dicen ser tus aficionados, que no hacen más que ensuciar el futbol, ocultándose tras unos colores, que en realidad no sienten, para justificar sus actos viles, cuasi terroristas, tiene que acabar con la moral de cualquiera. Qué frágil es la memoria.



Tampoco desde el club le han tratado bien. No han salido a defenderle cuando lo necesitó y en vez de apoyo le han mostrado la puerta para que se vaya, de mala manera y forzando la situación, intentando maquillarlo todo al final con un acto de despedida de cara a la galería que, finalmente y por petición de Iker (muy inteligentemente desde mi punto de vista) no se producirá. Le han maltratado hasta el último segundo. Hace tiempo que Florentino Pérez ha dejado claro que sus virtudes como hombre de negocios no las tiene para el trato con sus jugadores.

Iker Casillas ya no tiene que demostrar nada. Lo ha ganado todo, con su club y con su selección. A nivel individual y colectivo. No tiene necesidad de estar pasando malos tragos cada quince días en su propia casa. Como suele pasar, ya le echarán de menos cuando no esté. Han intentado tacharle de pesetero, sugiriendo que debería irse renunciando a su salario y dando las gracias. Me gustaría ver cómo los que reclaman esto reaccionarían si sus empresas les trataran como el Real Madrid ha tratado a Iker.



Por mi parte, como madridista y sportinguista que soy, me será duro ver a Casillas con otra camiseta, y más aún la camiseta del Oporto, y desear que las próximas temporadas, si el Real Madrid no gana la Champions League, que lo haga el equipo de Lopetegui. Pero lo desearé de corazón, porque me gustaría que Iker siguiera sumando títulos a su palmarés y se retire, cuando llegue el momento, siendo aún más grande de lo que ya es.

HASTA SIEMPRE CAPITÁN. TE ECHAREMOS DE MENOS.



Os dejo unos vídeos con grandes momentos de Iker, para refrescar la memoria a esos que pronto lo olvidan todo,  y un enlace a una catra abierta que un madridista de pro como Bertín Osborne publicó hace un par de días en el diario Marca. Cristalino.

Maldita vergüenza. Carta abierta de Bertín Osborne.



3 comentarios :

  1. ¡Qué bien te sienta la camiseta! Todo este asunto se ha llevado fatal, es una pena. A ver si es verdad que viene el Oporto a jugar el Trofeo Bernabéu y nos damos un baño de madridismo, que hace falta.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por pasarte y comentar compañero. La verdad es que cada vez que se va un grande parece que se empeñan en llevarlo peor.

      En fin, esperemos que le vaya bien, que se lo merece.

      Ah, y gracias por el piropo. Ya me quedó mejor de lo que me queda hoy dia ;)

      Eliminar
  2. Iker Casillas es el portero más famoso en el mundo;
    Él es también un jugador leal del Real Madrid;

    ResponderEliminar