http://googleping.com Google+

domingo, 26 de febrero de 2017

"COMANCHERÍA" y "LANGOSTA": Microcríticas


votar
COMANCHERÍA

Comanchería es un western moderno, con tintes de thriller y road movie, lleno de crítica social a situaciones que nos son muy familiares y cuya historia parte de algo tan simple como el dicho aquel de "Quien roba a un ladrón..."

Con cuatro nominaciones a los Oscar de este año, entre ellos el de Mejor Película, Comanchería está dirigida por David Mackenzie, un director no muy conocido y con poco bagaje a sus espaldas, pero que ha conseguido que público y crítica especializada se rindan ante este trabajo.

En cuanto al reparto, nos encontramos con una terna de actores de lujo: Jeff Bridges, que con una soberbia interpretación ha conseguido su séptima nominación a un Oscar, en este caso como actor de reparto, siendo además el gran favorito con permiso de Dev Patel. Un desatado Ben Foster que le da al film un cierto tono caótico en contrapunto al calmado y casi irreconocible Chris Pine, cuyo papel está bastante alejado de lo que estamos acostumbrados.

El nivel técnico de la película es intachable, especialmente el trabajo de fotografía, que también está nominado.

Personalmente la película no me acabó de convencer más allá de las interpretaciones y de algunas escenas sueltas. Se me hizo excesivamente lenta y llegó a aburrirme en algunos tramos. Todo ello además porque la historia es muy previsible y en todo momento sabemos cómo va a finalizar todo.

Nota: 6/10




LANGOSTA

Nos encontramos ante uno de las películas más originales que he visto en mucho tiempo. Al menos en lo que a historia se refiere. Puede que el posterior desarrollo sea más convencional y beba de fuentes conocidas y repita situaciones ya trilladas de films de otros estilos, pero la originalidad de la historia no se la quita nadie, algo a lo que su director, el griego Yorgos Lanthimos, nos tiene acostumbrados.

Lo mejor de Langosta es que no trata al espectador como un ente estúpido y sin cerebro que necesita que le den todo masticadito, sino como un ser inteligente que no necesita que se le explique todo al detalle. El director va soltando pequeñas migajas de pan para que el espectador las vaya recogiendo y sea él mismo el que vaya recorriendo el camino de la historia y construyendo el mural. 
La naturalidad con la que sucede todo es apabullante.

Os recomiendo que, si aún no la habéis visto, no leáis nada de su argumento, ni veáis trailers, ni dejéis que os cuenten nada. Descubridla y disfrutadla por vosotros mismos.

La película cuenta además con un reparto de lujo, encabezado por Colin Farrell, Rachel Weisz, Léa Seydoux y Ben Wishaw, que están todos estupendos y crean unos personajes verosímiles en todas las situaciones. Incluso en las más extrañas.

Nota: 7/10

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada